contenido
whiterborderver whiteborderhor whiterborderver
ceprinas.com
  Facebook LinkTwitter LinkHome LinkEmail LinkAdmin Link
logo_header blog
menubar_lat Quienes Somos Servicios Publicaciones Blog Contacto menubar_lat
lateralblog  

Abril 06/17
QUIÉN TIENE LA RAZÓN?

blog29a

La vida suele ponernos en situaciones incómodas. Confrontar con un viejo amigo no es lo más agradable. Al cierre de la negociación, el balance económico para el consultante no fue el mejor. Dinero, siempre el dinero, como la causa de muchos de los males de este mundo.

¿Quién tiene la razón, mi amigo o yo? Diciembre 1 de 2014, 11:47 a.m., en Armenia – Colombia.

blog29b

Júpiter, regente de Piscis, representa al consultante. Lo anterior no tiene duda. El problema a resolver, por ser la parte más determinante de la consulta, es ubicar la casa correcta para representar al amigo. La duda surge al ser una negociación el tema central entre ambos, de ahí que el amigo, en este caso, pasaría a ser ese otro con el que hacemos negocios y por ende, debe ser representado por la casa siete. Lo estaríamos viendo ya no como un amigo, sino como un rival, casi un enemigo declarado. ¿Qué hacemos entonces? ¿Casa siete o casa once? El consultante dice no tener problema en seguir tratándolo como un amigo, aunque tal vez no con la misma estimación.

Veamos qué dice la carta en nuestra ayuda:

Mercurio y Saturno, son las dos opciones a evaluar. Mercurio iría bien por haber sido la venta de unos libros el motivo de la discordia; Saturno, por ser su amigo de muchos años. Este amigo, en la vida del consultante, ha sido un maestro para él. Saturno, en la casa novena, significa bien lo anterior. Mercurio nos pone frente a alguien que negocia. El consultante buscó a su amigo para que le vendiera algunos de sus libros. No cabe duda que ambos planetas, Mercurio y Saturno, tienen a su haber algo que les faculta para reclamar su derecho a representar el amigo.

Afortunadamente, en la carta hay un factor que disipa cualquier duda que pudiera existir: Marte, regente de la economía del consultante, se ubica en el signo de la casa once y dentro de la misma. La once es la casa de los amigos. Observe el tipo de aspecto y recepción mutua que une a Marte con Saturno, regente de la casa once. Lo anterior es suficiente para aceptar que la casa once es la correcta para representar a la otra persona. Saturno será nuestro planeta guía. Entre Júpiter y Saturno veremos cuál de los dos tiene la razón, y para ello qué mejor que seguir las enseñanzas del maestro John Frawley.

Los planetas cuando se ubican en sus mejores signos y casas se comportan de una manera destacable, todo lo contario sucede cuando lo hacen en signos y casas que no encajan con sus naturalezas básicas. Para saber quién de los dos tiene la razón, debemos valorar correctamente la fuerza esencial y accidental y tanto de Júpiter como de Saturno. Saturno, ubicado en el grado 28 de Escorpio y en la casa novena, no es una de sus mejores versiones. Se ubica en su propio término. Así entonces, vemos que el amigo solo tiene la razón en cierta medida. Júpiter, en el grado 23 de Leo y en la casa sexta, no demuestra estar en mejores condiciones que Saturno. Se ubica, igual que Saturno, en su propio término: tiene la razón en cierta medida.

Un ejemplo de lo anterior es la carta horaria que juzgó el maestro John Frawley. En la página número 269 de su Manual de Astrología Horaria, Versión Extendida, sobre un proceso judicial, escribió: “¿Cómo están los chicos buenos? El regente de la primera casa está en su propio término, lo que sugiere que tienen la razón en cierta medida; pero está en la novena, así que no están fuertes”. Genial, ¿verdad?

Por ahora la carta insiste en mostrarnos una igualdad. No le concede la razón a ninguna de las dos personas involucradas. Ambos tienen una pequeña parte de la verdad, pero con tan poco no pueden reclamar el triunfo ni menos acusarse uno al otro de ser el causante del mal momento vivido.

Ambos tiene parte de la razón y ambos tienen el mismo grado de culpa. Si se tratase de una partida de ajedrez, el resultado hubiese sido tablas.

Si quisiéramos forzar las pruebas hasta lograr inclinar la balanza hacia un lado, entonces deberíamos profundizar en ambos planetas y sopesar lo que de bueno o malo pudiesen tener. Por ejemplo: la casa novena en muchos casos es mejor que la sexta; Saturno es más veloz que Júpiter en este caso, cuando normalmente es lo contrario; Saturno está bajo el efecto de los rayos solares, etc., etc. Al final nos daríamos cuenta que lo hallado no hace una diferencia sustancial. El empate se mantendría a pesar de todo. 

Debo enfatizar que la recepción mutua que los une no es la mejor que pudiéramos esperar. Júpiter está en el signo donde Saturno se exilia y por tanto se recibe mal. En palabras de los maestros de antaño, se diría que Júpiter odia o daña a Saturno. Todo indica que el consultante no quiere dar vuelta a la página y olvidar el incidente. Saturno no está en ninguna de las dignidades esenciales de Júpiter, ni lo quiere ni lo odia, dando muestra de ser indiferente frente al tema u opción que elija el consultante.

Tal como se describen las cosas en la carta horaria, no se ve nada fácil en un futuro cercano la reconciliación entre ellos dos. Mucho menos sabiendo que el aspecto de cuadratura que se insinúa entre ambos será dañado e imposibilitado de realizarse: Júpiter en los 22º 37´de Leo detiene su movimiento y cambia de dirección: retrograda; mientras lo anterior sucede, Saturno aprovecha e ingresa en Sagitario. Ya en Sagitario, Saturno puede modificar sustancialmente su postura o forma de ver al consultante, empezará a quererlo o necesitarlo de nuevo. Mientras Júpiter continúe en Leo, el consultante seguirá viendo con malos ojos a su amigo. Saturno en un signo regido por Júpiter, mostrará mejor disposición de avanzar en el camino de la reconciliación.
     
Nota: A la fecha en que escribo y reviso estos análisis horarios, los dos amigos no se han reconciliado. Ni siquiera se han visto desde el día del altercado. 

Giovanny Londoño Romero
Santiago de Cali – Colombia, Abril 06 del 2017

whiteborderhor
CEPRINAS SE RESERVA TODOS LOS DERECHOS DE VENTA DE SUS SERVICIOS Y PRODUCTOS
© 2016 CEPRINAS - WEBDESIGN: DSILVAS VISUAL COMMUNICATION